URGENCIAS 24h 640 37 79 85

La recuperación de Luna

Lunita. Una perra de raza beagle, con temperamento y mucha fortaleza, tuvo un fatal accidente y fue atacada por varios perros. Recibió innumerables mordeduras por todas las partes de su cuerpo, herida desde la cabeza hasta las extremidades posteriores. Pero tras varias intervenciones veterinarias y la fuerza de Luna, la recuperación es el último paso.

Intervención quirúrgica y anemia

En la primera intervención de cirugía reconstructiva a Luna, se suturaron más de 40 puntos de piel a lo largo de todo el cuerpo. La pierna izquierda, la más afectada, tenia destrozadas la mayoría de arterias y venas principales, rotura del nervio ciático, y algunos ligamentos.

Se intentó todo con varias cirugías, pero desgraciadamente tuvimos que amputar su pierna izquierda. Y aún así, Luna seguía mostrando sus fuerzas y ganas de vivir. Sobrevivió a ello y a la anemia aguda que presentaba por la hemorragia y desangramiento después del brutal ataque. Con una alimentación sana comiendo hígados de pollo, la anemia la supero en las primeras 3 semanas.

Hospitalización veterinaria

El problema no termino ahí, también debido a las heridas la extremidad anterior derecha, presentaba signos de necrosis. Se hizo todo lo necesario para que no perdiera su pata derecha, y Luna lo logró.

Lunita fue sometida a 4 cirugías, estuvo hospitalizada durante 4 semanas, y se dio el alta para que las curas restantes se hicieran en casa. Unos excelentes médicos que con su gran destreza y paciencia, la estuvieron tratando y curando durante 3 meses más hasta que finalmente Luna se recuperó.

Una historia de éxito

Luna con sus 3 extremidades, sigue viva, fuerte y adaptada. No fue fácil por la gravedad de las lesiones, pero Luna siempre luchó. La confianza en nuestra clínica, las ganas de vivir de Luna, el deseo recuperación y cariño por parte de sus amigos humanos, la paciencia para tratarla y curarla… como resultado: 

Una vida salvada

Luna es hoy una perrita feliz con su familia, que ahora tiene su amiga incondicional: una yorkshire terrier que no la deja ni un minuto. En este caso aplicamos una medicina integrativa, medicina convencional y holística, y afrontamos el proceso con chequeos permanentes, analíticas, cirugías, nutrición orto molecular, crioterapia, y se afrontó con responsabilidad la depresión emocional que pasó lunita.

Puntúa este artículo